© 2018 MCSoftware magnobcc@hotmail.com

  • w-facebook

Raúl Pérez Torres

UNA PINTURA LIBRE Y SIN ATADURAS

Una pintura libre, una propuesta estética nueva y sin ataduras, una percepción donde la fantasía y la realidad se visten de colores y de formas, una cromática angustiosa y a veces violenta que se entrelaza al espacio del cuadro para darle su dimensión precisa, su profunda perspectiva.

Con una larga, paciente y obsesiva trayectoria pictórica, José Bastidas, va descubriendo y descubriéndonos, desde su particular sensibilidad, ese fantasma lírico que yace en las personas y en los objetos, ese mensaje estilizado y simplificado por la agudeza, que nos remite a las más sencillas preguntas de la filosofía. El ser humano, su tenaz alegoría. La mujer y el hombre en su acrobacia esencial, el hecho cotidiano, la ironía como arma eficaz de la crítica, y la línea transgresora, rebelde, que dibuja con rigor y maestría la experiencia singular, a veces subjetiva y a veces objetiva, de su interioridad.

Pintura para la reflexión y el asombro, ésta de José Bastidas, que nos conmueve además por la sutil presencia de una poética popular.

Nació el 11 de mayo de 1941 en Quito, provincia de Pichincha. Realizó sus estudios secundarios en el Instituto Nacional Mejía y los superiores en Guatemala, donde cursó gestión de cultura.

 

Inició su carrera como escritor con el libro de cuentos Da llevando, publicado en 1970 por la editorial Populibros.​ Durante la década de los setenta fue uno de los redactores de la revista literaria La bufanda del sol y publicó además los libros Manual para mover las fichas (1973), Micaela y otros cuentos (1976)4​ y Musiquero joven, musiquero viejo (1977), con el que ganó el Premio Nacional José de la Cuadra.

Posteriormente fue director de la revista Letras del Ecuador, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

En 1980 ganó el Premio Casa de las Américas por su libro de cuentos En la noche y en la niebla. Su cuento Sólo hallarás cenizas (1995) ganó a su vez los premios Juan Rulfo y Julio Cortázar.

El 24 de mayo de 2017 fue nombrado Ministro de Cultura y Patrimonio por el presidente Lenín Moreno.